lunes, 26 de mayo de 2014

Limpieza, depuración, detoxificación...

Nos dicen que el cuerpo se llena de toxinas, impurezas, tóxicos o metabolitos y que de vez en cuando hay que "limpiarlo". ¿Cómo se hace esto, en qué consiste y para qué sirve?

El acto de vivir implica adquirir nutrientes, metabolizarlos, acumular o generar subpoductos que no nos sirven y expulsarlos de nuestro cuerpo. Los mecanismos que llevan a cabo esta expulsión se llaman emuntorios, y entre ellos podemos contar a los pulmones, el hígado, el intestino grueso (en realidad todo el tubo digestivo), los riñones y la piel.