jueves, 25 de septiembre de 2014

Bien por Asturias

Hoy me ha sorprendido gratamente el periódico. Una breve nota menciona el nuevo programa que han adoptado los comedores escolares en el Principado. Es habitual que los menús infantiles no sean lo que muchos consideramos recomendable, por una mezcla de razones económicas, prácticas y de aceptación por parte de los niños: un conjunto de tópicos y viejas costumbres porque comer sano no es caro ni difícil ni aburrido.

He leído el programa y no tengo queja. Sobre el papel está más que aceptable: