viernes, 6 de febrero de 2015

Caso real: síndrome del piramidal o falsa ciática

Varón de unos 40 años. Hace ejercicio moderado habitualmente. Por su trabajo pasa mucho tiempo sentado. Sufre durante días dolor y pinchazos en la nalga izquierda, que a menudo irradian hasta la zona lumbar y hasta la rodilla. Finalmente el dolor se intensifica hasta incapacitarlo. Acude al médico y le inyectan un analgésico local, pero el dolor no se reduce de manera significativa y sigue incapaz de hacer vida normal. Decide interesarse por el masaje.